jueves, 2 de febrero de 2017

La Mancha Húmeda

Buenas…

El pasado sábado 28 me di un garbeo por la Mancha Húmeda para preparar futuras excursiones de ACTIOBirding. Parece claro que para una visita de un día son unos pocos los puntos clave a visitar en este espacio natural, Reserva de la Biosfera, aunque son decenas los que merecerían la pena ver, pero el tiempo manda.
La primera parada la tenía muy clara, la Laguna de Navaseca, junto a la depuradora de Daimiel, un lugar ya clásico y referencia para el que quiere pajarear por ahí. Prácticamente se puede ver de todo, y aunque iba justo de tiempo, porque además de los sitios clásicos quería probar algún sitio nuevo, pude ver bastantes cosas: mogollón de malvasías cabeciblancas, ánade rabudo, silbón, azulones, cerceta comunes, cucharas,
frisos, tarro blanco, calamones, zampullines comunes y cuellinegros, etc.
La verdad es que me podría haber quedado ahí tranquilamente todo el día, pero el “programa manda”, y el tiempo “fustiga”.
De ahí me fui a las Tablas de Daimiel. No es un sitio que me guste para pajarear, en las zonas públicas realmente se ve poca diversidad, no sé si en las cerradas al acceso del publico se verá mucho mas. Pero es un sitio que hay que visitar, es bonito, y hay que interpretarlo, para enseñar como funcionan estos sistemas acuáticos del centro peninsular, y su problemática, que aquí hoy no voy a abordar. En cualquier caso ahora mismo no es mal momento para ver alguna cosa chula por ahí, por ejemplo, miles de grullas comunes que utilizan las Tablas como dormidero y lugar de alimentación, y decenas de aguiluchos laguneros, escribanos palustres, algún pájaro moscón y pechiazules. Aquí comí, acompañado por el incesante paso de grullas que iban y venían. Y decidí ir a explorar alguna zona cercana en busca de
cosicas que pudieran enriquecer una excursión basada en aves acuáticas, pero esto me lo guardo. Por la tarde me fui a la laguna de Manjavacas, haciendo una breve parada en la laguna de Alcahozo, para observar centenares de gaviotas sombrias, entre otras cosas, rodeadas por un mar de viñas en espadera, la condena de las zona humedas y esteparias de mucha zonas en La Mancha.
En Manjavacas tocaba ver la llegada de las grullas al dormidero, un espectáculo, que junto a buenas observaciones de ánsares comunes, bigotudos y aguiluchos laguneros y pálidos, le dieron buen fin a la jornada.
Ya sabéis, al menos desde ahora, que en ACTIOBirding estamos encantados en guiaros por esta zona que merece mucho la pena conocer, que no defrauda en cuanto a cantidad y diversidad de especies y paisajes.
Abajo mas fotos y videos.
Chauu



































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada