domingo, 1 de mayo de 2016

Domingueando!!

Buenas…
Esta mañana me di un paseo por las afueras de Albacete, aprovechando la red de caminos naturales de la misma.
 No he ido muy lejos, no sé porque al asomar por la ventana de casa y ver el cielo despejado y azulisimo, me dio por pensar que hacia claro, y salí ligero de ropa. Pero repampanos!!!, hacia un fresquete que telaaa!, y tras hora y medio de paseo puse rumbo a casa.
De todas maneras la ruta si breve, no fue pobre, y vi bastantes cosas. Lo más interesante de la mañana un grupito de 18 ejemplares de abejeros europeos, los primeros que veo este año. Y lo más divertido y espectacular los vuelos de los abejarucos, casi omnipresentes durante todo el camino, como el canto de los ruiseñores comunes, ambos me han acompañado todo el rato.
Mas cosas: paloma torcaz, tórtola turca y europea, gorrión común, molinero, chillón y moruno, papamoscas cerrojillo, agateador común, carbonero
común, mitos, golondrina común y daurica, avión común, vencejo común, lavandera boyera, buitrón, muchos alcaudones comunes, jilgueros, verderones, verdecillos, trigueros, cernícalos vulgares y primillas, milanos negros, busardo ratonero, cornejas, perdices, urracas, alcaravanes y algunas cosas mas que ahora mismo se me olvidan.
Está claro que no hay que montar viajes largos, ni coger coche, para traerte a casa un buen puñado de observaciones a casa.
Chauu







Leer más-read more

miércoles, 27 de abril de 2016

De águilas imperiales y orquideas

Buenas…
A uno le mola mucho salir al campo a llevar gente, enseñarle su tierra y los bichos que en ella moran. Pero también mola mucho salir al campo solo, a mí particularmente mucho, demasiado, jeje.
 Así que ayer me fui a dar un garbeo por la Sierra del Relumbrar, solico. Y lo mejor que puedo decir del día es que conforme llegue, me fui. Y es que las horas que pase desde que llegue a cuando me fui pasaron rápidamente, perdí totalmente la noción del tiempo.
Dos cosas llamaban la atención nada más llegar, el color del cielo, azul intenso. Y la policromía de los campos: multitud de tonos de verdes, de amarillos, violetas, rojos, azules… Un mar de flores por el que estuve navegando todo el día.
Mi intención ayer era dedicarle tiempo a flores, fundamentalmente a orquídeas. Y así fue, pase muchas horas buscando, y haciendo fotos. Pero no podía evitar mirar hacia arriba cada vez que escuchaba “cacarear” las águilas imperiales, o cada vez que oía romper el viento a los buitres leonados.
La búsqueda de orquídeas no fue demasiado fructífera, no vi más que especies ya vistas por mí en la zona, pero bueno, lo pase bonito fotografiándolas tumbado en la vegetación, sintiendo los bichos del campo corretear sobre mi ropa, algunos produciendo algo de “repelus”. En cuanto a aves no estuvo mal la cosa, muy completita e interesante. Lo que mas, para mi, la presencia de un elanio azul, que en esta fecha es sospechosa. No hay citas de reproducción de esta especie en Albacete, salvo una mía en la misma zona en el año 2012 donde vi un adulto acompañado por varios jóvenzuelos, así que estaré atento. A parte de esto, y de los ya mencionados buitres leonados y águilas imperiales (adultos, dameros y
pajizos): carraca, rabilargos, cuervo, corneja, tortola europea, codorniz, alcaudón común, alcaudón real, abejarucos, papamoscas cerrojillos, picogordos, golondrinas dauricas, comunes, vencejo común, vencejo real, avión roquero, avión común, avión zapador, collalba gris y rubia, triqueros, herrerillos comunes, carbolneros comunes, agateadores, verderones, verdecillos, jilgueros, buitrones, tarabillas comunes y norteñas, gorrión molinero, gorriones morunos, pito real, pico picapinos, abubilla, roquero solitario, perdices, urracas, halcón peregrino, cernícalo vulgar, águila calzada, águila real, milano negro, aguilucho cenizo, y alguna cosa más que se me olvida…
A media tarde, de vuelta a Albacete pare en Alcaraz y visite el Ecomuseo Sierra de Alcaraz y Campo de Montiel, un bonito y nuevo centro para dar a conocer la historia, costumbres, valores naturales y demás de estas comarcas de Albacete, visita que recomiendo. Y os recuerdo que en ACTIO Birding tenemos programada una salida al Relumbrar para el 8 de agosto, así que ya sabéis, no os demoréis en apuntaros. Chauu.
alcaudón común
escribano triguero
águila imperial
águila imperial
águila real
águila real
agelena labyrintica
cuervo
águila imperial

collalba rubia
galapago leproso
rana común





collalba rubia



Ophrys tenthredinifera
jara pringosa
Ophrys tenthredinifera
coronilla scorpioides
onobrychis matritensis

ophrys speculum
ophrys speculum
ophrys speculum

Orchis lutea
orchis champagneuxii
orchis champagneuxii
Orchis papilonacea
Orchis papilonacea
Leer más-read more

martes, 19 de abril de 2016

Pajareando con la Asociación Cultural "La Campana" de Corral-Rubio.

Buenas…
Días atrás la Asociación Cultural “La Campana “de Corral-Rubio (Albacete) contactó con  ACTIO Birding para ver si podíamos hacerles algún itinerario en el entorno del pueblo para ver aves. Evidentemente no nos podíamos negar, más bien al contrario, nos hizo mucha ilusión, no solo es que nos dedicamos a enseñar aves, ni que Corral-Rubio este una zona a la que tenemos mucho cariño. Es que el que la gente de un pueblo te llame para que le enseñes los valores naturales que les rodean (que no son pocos), es muy ilusionante, y desde luego gratificante, y muchas cosas que acaban en ante pero que no escribo porque ya intuyo que se me va a ir la mano escribiendo esta entrada y no quiero pasarme de largo.
Preparamos varios recorridos a pie por los alrededores del pueblo para poder aves acuáticas en las lagunas que lo rodean y aves esteparias en sus
cultivos. Pero finalmente decidimos centrarnos en las acuáticas, porque las teníamos más cerca, porque habría que andar menos e iba a venir mucha gente, siendo necesario adaptarnos a todos, esperando poder enseñarles las esteparias en otro momento.
Y en eso quedamos con la gente de Corral-Rubio. El sábado 16 para allá fuimos, Virgilio desde Valencia, yo desde Albacete, además madrugando, porque quería aprovechar que habíamos quedado en el pueblo a las 10am para poder censar antes algunas de las colonias de cernícalo primilla que me han tocado para el Censo Nacional que está coordinando SEO/Birdlife. Me dio tiempo a censar dos colonias, fácil además, estaban los cernícalos posados en los tejados, intentando solearse con los primeros rayos de la mañana que lograban colarse entre las nubes de un cielo casi totalmente encapotado. Afortunadamente luego despejo, y tuvimos un buen día
A las 9 ya estaba yo en Corral-Rubio echando un vistazo a las dos lagunas que íbamos a visitar, Hoya del Pozo y Hoya Grande. Y a las 10 en la plaza del pueblo, ya con Virgilio y toda la gente que se había apuntado a la actividad, mogollón, 34 personas, una barbaridad. Nos presentamos, les contamos que íbamos a hacer, regalamos el Cuaderno de Naturaleza de Tundra Ediciones dedicado a las aves acuáticas a los más pequeños y nos pusimos en marcha.
Pequeño paseíllo por las calles de Corral-Rubio hasta llegar a Hoya del Pozo, pegadita al pueblo. Ahí tratamos de buscar un sitio donde ver aves sin molestar demasiado, y aunque costo lo encontramos. Y nos pusimos a enseñar las distintas especies que se veían en ese rinconcito de la laguna, como, prestando especial atención a la focha moruna que lleva viéndose ahí ya más de medio año. Enseñamos a distinguir a las fochas
morunas de las comunes, hablamos de su delicado estado de conservación, y aprovechando que el ave lleva un collar de lectura a distancia dimos información sobre el ave y sobre la utilidad del marcaje de aves. Por ahí vimos también ánades frisos, azulones, porrones europeos, cigüeñuelas, avefrías, gallinetas, archibebe común, flamencos, gaviota reidora, patiamarilla, y fumareles cariblancos entre otras cosas (alguna se me olvidara).
La mayoría de los que ahí estaban jamás escucharon hablar de esas especies, a alguno seguro que le descubrimos un nuevo mundo, y espero que al resto en mayor o menor medida también, al menos que sirva para que valoren y comprendan la riqueza que tienen. Estoy acostumbrado a moverme con grupos más bien pequeños, así que uno tan grande, aun con la presencia de Virgilio, seguramente me vino grande.
En algunos momentos me vi un tanto desbordado: muchas cosas que enseñar, que contar y preguntas a las que atender. Espero no haber metido la pata demasiado.
Lo que si puedo decir es que el sábado aprendí mucho, sobre todo a ver las cosas desde otro punto de vista, no solo el del pajarero ecologista. No solo hablábamos con la gente de identificación de aves, por supuesto también de lo que puede aportar al pueblo económicamente: muchos pajareros, bicheros, ornitólogos, birders o como queramos llamarnos acuden a esta zona para ver avutardas y demás aves esteparias, y por supuesto aves acuáticas que habitan en las lagunas que hay en el término municipal. Algunos nos contaban el problema que les supone vivir dentro de una Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), los problemas que les supone a la hora de ganarse la vida con la agricultura, las limitaciones que hay hacia cambios de cultivos (aunque algunos se las saltan alegremente como vemos casi a diario con la plantación de nuevos cultivos de viñas en espaldera o almendros).
 Este es un complejo problema que no se puede abordar a la ligera. Está claro que hay que proteger estas pocas aéreas esteparias que nos van
quedando, es algo irrenunciable. Pero hay que explicar perfectamente a la gente que habita en estas zonas porque se hace. Y por supuesto darles alternativas de desarrollo compatibles con la conservación. No puede ser que tú que vives fuera de una ZEPA puedas ganarte la vida con las viñas o los almendros, y tú que estas dentro no, y chimpum. Si hay que dar ayudas para que los cereales y las leguminosas sean rentables se dan, para que sean esos cultivos igual de rentables que los que están fuera de la ZEPA. Y habrá que dar ayudas para que los emprendedores puedan desarrollar sus proyectos en la zona. Y crear infraestructuras para que se desarrollen actividades compatibles con la ZEPA, como el avistamiento de aves: construyendo observatorios de aves (no hay ni uno), paneles interpretativos, señalizando algún itinerario, comprando y recuperando lagunas, etc. Se pueden hacer muchas cosas, hace falta dinero, pero también ganas y compromiso.
Los pajareros, los que visitamos estas zonas, también podemos hacer muchas cosas, pero en general, racaneamos bastante en ciertas cosas. La gente de estas zonas no solo tiene que ver que se les visita, si, es muy bonito que venga gente a visitarte, pero, ¿eso como repercute en ellos? . Hay que dejarse ver en los pueblos, consumir en sus establecimientos hosteleros, tomarse unos cafés, unas cervecicas, comer, pernoctar, en definitiva darle la oportunidad a esa gente a ganarse la vida. Que vean que el que vaya gente a ver aves es bueno para el pueblo. Y no solo está la cuestión económica, que evidentemente es super importante, el que se nos vea en los pueblos, da visibilidad a nuestra actividad, y la acerca a la gente de estas aéreas. De poco les sirve que carguemos las mochilas de bocatas, bebidas y demás y nos los tomemos a la sombra de
un chaparro a 4 kilómetros del pueblo. Hay que hacer ver que conservar estas zonas les sirve de algo. Y ya no me extiendo mas en esto, voy a seguir con la jornada.
Tras echar un rato largo en Hoya del Pozo nos fuimos todos hacia Hoya Grande, más especies, apareció un aguilucho lagunero, pagazas piconegras, patos cucharas, tarros blancos, etc. Luego en Hoya Chica alguna agachadiza, y avocetas, además de especies ya vistas. La gente ya estaba cansada, mucha observación, y ya iba siendo tarde además, así que acabamos la observación de aves y nos volvimos a Corral-Rubio donde nos iban a hacer una degustación de cerveza artesana elaborada en el pueblo por la gente de Media Fanega, deliciosa!!, otro motivo
para parar en Corral-Rubio, su cerveza. Y tras probar la cerveza Virgilio y yo nos fuimos a comer, al Rincón de Blas, perfecto.
Tras comer Virgilio se volvió hacia sus dominios, y yo me quede un buen rato aun pajareando por Corral-Rubio tranquilamente. Estuve viendo sisones y avutardas un buen rato, y después puse rumbo hacia Pétrola, encontrándome por el camino pajareros alicantinos (Jacobo Ramos y compañía) observando la rueda de las avutardas. Tras comentar algunas cosas, proseguimos ruta, volviéndonos a encontrar en la laguna de Pétrola. Ahí nada nuevo, algunas parejas de chorlitejo patinegro, muchos de ellos anillados, y lo habitual en esta laguna, no preste tampoco mucha atención, estaba ya cansado así que volví para casa. Acabo dando de nuevo las gracias a los miembros de la asociación cultural La Campana por contar con nosotros, a la gente de Cerveza Artesana Media Fanega por la degustación de sus productos, y sobre todo a los asistentes a la actividad, me lo pase muy bien y aprendí mucho de vosotros, espero poder hacer más cosas con vosotros.
Esto es todo, hasta otro rato, chau.











Leer más-read more