viernes, 15 de junio de 2018

Otro paseo por el Parque Natural de los Calares y por Alcaraz

Buenas…
Anacamptis pyramidalis
      Ayer me fui a dar un garbeo por el Parque Natural de los Calares del Mundo y de la Sima, hay que ir rematando el censo nacional que se está realizando este año, y me hacían falta datos de alguna pequeña buitrera y de parejas aisladas en la parte norte del mismo.
      Había mucho que ver, así que me fui temprano para allá.
      Primera parada en el nacimiento del río Mundo, aquí aun tendré que venir alguna vez para sacar tasas de vuelo. Mucha gente ya visitando el lugar desde primeras horas de la mañana, y como casi siempre haciendo caso omiso de las advertencia de comportamiento y lo que el sentido común debería dictar a la hora de visitar un especio protegido, y más en una área de especial sensibilidad.
      De ahí me fui hacia la Cañada de los Mojones, todo correcto con respecto a lo que ahí quería mirar. Pero en cuanto a pajareo poquita
Llibelloides baeticus
cosa, algunos pajaretes típicos de zonas forestales, y no mucho mas. Si me entretuve un rato con orquídeas, alguna Orchis champagneuxii, Ophrys scolopax, muchas Orchis langei y en los arroyuelos abundantes Dactylorhiza elata.
      Paré a hacerle alguna foto a unos tejos, el árbol de la vida y de la muerte, especie que desde antiguo ha sido venerado por distintas culturas. Los celtas lo adoraban, esa longevidad lo hacía mágico, y les unía a los dioses, incluso siglos después, en el norte, se plantaban junto a Iglesias y ermitas. Todo él es toxico (salvo los arilos), algunos de los alcaloides que tiene incluso mortales, al punto que los mismo celtas recurrían a sus semillas para suicidarse. Sin embargo en los años 50 se descubrió que estos
Tejo
alcaloides inhiben la división celular, cosa fenomenal para luchar contra el cáncer. Esto llevo a que en algunas zonas el tejo llegara a correr peligro de desaparición, hasta que se logro sintetizar en laboratorio esos alcaloides. Lagartijas colilargas y alguna cenicienta por el camino, ranas comunes en charcas.
      Para comer me fui a Arroyofrío, idílico paraje en Cotillas. Me acerque a la surgencia de la que nace el curso de agua con la intención de localizar algún ejemplar de lagartija de Valverde. Este fue el primer lugar donde vi este endemismo. Y últimamente me pareció que la población en este lugar iba a menos. En el rato que estuve no vi ninguna, si un par de lagarto ocelados, y alguna
lagartija colilarga. Mientras los ocelados se ponían como el Kiko a comer moscas, sirfidos y odonatos, yo me zampe mi comida.
      Y tras ello, una vuelta por el hueco de Cotillas para comprobar mis cosas, todo bien. En cuanto a aves: lavandera cascadeña, mirlo acuático, pico picapinos, trepador azul, etc.
      Aun era joven la tarde y ya había terminado mis deberes, así que pensé por donde volver a Albacete. No fue difícil decantarse por Alcaraz.
      La semana pasada las orquídeas Anacamptis pyramidalis estaban a punto de florecer, así que para allá me fui. Y como estaba previsto, me encontré unas cuantas decenas de ellas, algunas muy bonitas. También vi alguna D. elata, y alguna cosa más habría sacado a poco que hubiera buscado. Un adulto de culebrera europea estuvo sobrevolando la zona, es uno de los miembros de la pareja residente en la micro reserva de la Molata y los Batanes, culebrillas, temblad!!.
     Me dejaron preocupado las perdiceras, este año la puesta fue tardía, el pollo iba con retraso. Y ayer ni vi pollo, ni a los adultos, me temo lo peor.
       Como en la Cañada de los Mojones, patrullando sobre las hierbas, ejemplares de Libelloides baeticus. Estos bichos me molan mucho. Son neurópteros como la hormiga león, pero a diferencia de estas que tienen las alas transparentes, los Ascalaphidos si las tienen “pintadas”. Son depredadores, tanto en su fase larvaria como en la adulta. Por estas fechas están a topo de actividad, en unas semanas han pasado a mejor vida, así que para verlos hay que salir al campo ahora.
      Y creo que aquí voy a acabar, hasta otro rato, chauu.

Pinguicula mundi
Rana común
Ophrys scolopax
Orchis langei
Ninfa de Tettigonia
Lagartija cenicienta
Orchis champagneuxii
Aceitera
Dactylorhiza elata
Dactylorhiza elata
Pico picapinos
Lagartija colilarga
Juvenil lagarto ocelado
Culebrera europea
Leer más-read more

miércoles, 6 de junio de 2018

Por el nacimiento del río Mundo y Alcaraz

Buenas…
      Los días 31 de mayo y 1, 2 y 3 de junio estuve trabajando de nuevo en el Parque Natural de los Calares, en concreto en el nacimiento del río Mundo, como monitor medioambiental.       Ocupado en atender a la gente que por ahí paso estos días, dando explicaciones sobre la geología, la fauna y botánica del paraje, y haciendo también cierta “labor policial” tampoco pude dedicarle el tiempo que me hubiera molado a ver bichos y fotografiarlos. Pero bueno, en cualquier caso es un privilegio poder trabajar ahí.
      Al respecto a la labor cuasi policial que a veces tienen que hacer los monitores, copio algo que escribí en mi FB: “Creo que esta sociedad, no sé si toda, o solo la española, no está preparada para relacionarse con el medio natural. Por supuesto generalizar no es justo, pero en su mayoría así es.
      Estos últimos 4 días he estado currando en el nacimiento del río Mundo, paraje del Parque Natural de los Calares del Mundo y de la Sima, por el que pasan cientos de personas a lo largo del día, a veces incluso algunos miles. 1.300 especies vegetales, 35 de ellas endémicas (pinguicula mundi, sarcocapnos baetica). 175 especies de vertebrados, con endemismos como la lagartija de Valverde. Geológicamente un lugar espectacular. Enorme superficie kárstica con mas de 900 dolinas, 50 kilómetros cartografiados de galerías,
Carbonero común
simas, sifones, etc.
       Sin embargo, ante tanta belleza y biodiversidad, la mayoría de la gente pasa rápido, fijándose en cosas que todo el mundo debería tener interiorizadas: no se debe fumar en el campo, menos en un espacio natural protegido; no se deben arrancar plantas; no se debe comer si así está indicado, hacerlo en los lugares habilitados para ello; la basura que generes a papeleras, y si no las hay, te la llevas a casa; no grites, no molestes ni a los demás visitantes, ni sobre todo a los “residentes”.
     Mi trabajo como monitor es explicar los valores naturales del lugar, mostrar la riqueza única, intentar explicar porque es necesario conservarlo y cómo hacerlo… Pero casi la mayor parte del tiempo lo que se hace es desempeñar una labor “policial”. Advirtiendo una y otra vez que cosas no se pueden hacer, a pesar de que con anterioridad, de forma repetida, se les ha advertido. Por mucho que uno explique, siempre hay un listo que trata de burlar tus recomendaciones y en cuanto se aleja, vuelve a arrojar basura, o a fumar, o a arrancar una planta.
Pinguicula mundi, planta carnívora.
      Por suerte estas cosas frustrantes que tanto abundan, se ven recompensadas con detalles que hacen ver que lo que hago es bonito y útil. Esa persona que a pesar de haber ido una decenas de veces al paraje, nunca había recibido explicaciones del porque de las cosas, y maravillada, va a por su grupo, para que les vuelva a repetir lo dicho, y al abandonar el parque se despidan agradecidos. O la niña d e10 años, con dos pierna rotas, que no se manejaba con las muletas, pero que tenía unas gana terribles de ver el nacimiento del Mundo, siempre lo había querido ver. Y que cargue a las espaldas 900 metros cuesta arriba, otro 900 hacia abajo, explicándole todo, y que al ver el nacimiento me da las gracias llorando de la emoción Lo uno por lo otro.”
     Tras el discurso, cuento alguna cosa de las que por ahí vi.
      Nada más llegar al nacimiento del Mundo el día 31 de mayo vi un ejemplar inmaduro de quebrantahuesos. De vez en cuando se pasan por aquí ejemplares procedentes del programa de recuperación de la especie en Andalucía. Quizás si hubiera mirando más gente por esa parte, habría más observaciones, sabemos por los contactos de los GPS que llevan que no es raro que se pasen por ahí. No volví a ver un quebranta esos días, pero ya dije que no pude mirar al cielo lo que me hubiera gustado, el trabajo era otro.
      Por otro lado, la especie que más se dejo ver durante estos días, bueno, y oir, fue el petirrojo. Como suele ser además habitual en esta especie, incluso de manera descarada, jeje.
      No faltaron los buitres leonados que tienen una péquela colonia en el lugar, ni la pareja de halcones peregrinos que no dejaban de manifestarse vocalmente por ahí, y proporcionándome espectaculares visiones cuando de vez en cuando podía mirar a lo alto con los prismáticos, como cuando el macho de la pareja logro cazar a uno de los vencejos reales que ahí se reproducen. Un total de 73 especies logre detectar esos días en el nacimiento del Mundo, alguna especie se me paso, pero tampoco está mal. Abajo dejo listado de las especies vistas u oídas.
Nyctophila reichii, una luciernaga
      Por las tardes, tras trabajar, me desplazaba a Alcaraz donde tenía alojamiento. Intente aprovechar las horas de luz que aun me quedaban para pajarear por ahí, pero la lluvia no siempre me dejo. A pesar de ellos si saque algún rato chulo, y la verdad que vi cosas interesantes, destacando la localización de mi primer nido de elanio azul. Creo que es la primera vez que se localiza un nido de esta especie en Albacete, hasta ahora he podido ver pollos recién volados del nido, pero nunca pude encontrar uno. Sisones, alguna avutarda, aguilucho cenizo, águilas perdiceras y otras especies completan listado que también pondo más abajo. En la micro reserva de la Molata y los Batanes todo más o menos como siempre por estas fechas. Lo más relevante para mi es la presencia de un grupete de buitres leonados, cada vez más habituales en ese paraje, y que no me extrañaría un día intenten la reproducción, por sitio no será, y alimento creo que también tienen.
      Y voy terminando, que hay otras cosas que hacer. Chauu

LISTADO DE AVES DETECTADAS EN EL NACIMIENTO DEL RÍO MUNDO
AVES DETECTADAS EN ALCARAZ
Lycogala epidendrum, un protozoo
Águila calzada
Pinzón vulgar
Petirrojo europeo
Cabra montes
Ophrys scolopax
Lavandera cascadeña
Leer más-read more