jueves, 2 de febrero de 2017

Paseando por la Almenara

Buenas…
Una de las cosas que mas me divierte, que mas me llena, es andar solo por el monte, Ojo!, que andar por el monte acompañado me mola mucho!!, pero eso de estar tu solo, atento nada mas que a lo que te rodea, en el silencio más o menos ruidoso que la naturaleza me quiera regalar en cada momento es quizás de las experiencias mas placenteras que yo me pueda regalar.
Como sabéis hace un par de semanas tuvimos un temporal de nieve por el sureste de la Península. Eso que solía ser habitual hasta hace no mucho en invierno, parece que cada vez e más raro. Y había que aprovechar el momento, porque si andar por el monte solo mola, si lo que se pisa es nieve, como que le añade un puntillo más placentero.
Tan solo tenía para mi escapada unas horas, así que no podía plantear irme muy lejos, teniendo clara la opción, darme un garbeo por la Almenara.
La Almenara no es una montaña excesivamente, no llega por poco a los 1.800 metros, siendo la cumbre de la Sierra de Alcaraz, que no de Albacete, que la tiene ahí en los confines provinciales, en Nerpio. Pero es una montaña muy bonita, con muchas posibilidades de andarla.
Como digo no tenía mucho tiempo, y lo que quería era andar, pisar nieve y poco más. Empecé a andar en el mismo Pueblo de Paterna de Madera, y un par de kilómetros mas allá la carretera ya estaba cubierta de nieve, encontrándome algún coche en la cuneta, con tanta nieve complicado no salirse de la calzada.
No lleve ni cámara de fotos ni prismáticos, me dedique a disfrutar del paseo, y de los “compañeros” de viaje que ocasionalmente aparecieron, que no fueron pocos, y algunos interesantes: luganos, escribanos cerillos, pinzones reales, trepadores azules, mitos, carboneros comunes, garrapinos, herrerillos capuchinos, cornejas, cuervo y demás pajaricos, y un zorro, que en una lejanas huertas escarbaba en busca de algo.
Al dejar la carretera y llegar al carril principal que lleva a pie de cumbre de la Almenara, mucho coche, y mucha gente que también había ido para allá a disfrutar de la montaña y de la nieve de muy distinta manera, esquiadores de fondo, padres con sus chiquillos haciendo muñecos de nieve, paseantes como yo, gente en potentes todoterreno (no entiendo esta manera de disfrutar de la naturaleza)…
Bueno, yo a lo mío, seguí para arriba, aunque ya consciente de que no iba a llegar a arriba por tiempo. En la Juanfría me detuve a escuchar y hacer fotos, e inicie la vuelta a Paterna. Unos 14 kilómetros hice, no mucho, pero lo suficiente para desconectar la mente de la historias que últimamente la tenían tristona.
Os dejo unas fotos del móvil.
Y por hoy, acabo.
Chauu. Leer más-read more

La Mancha Húmeda

Buenas…
El pasado sábado 28 me di un garbeo por la Mancha Húmeda para preparar futuras excursiones de ACTIOBirding. Parece claro que para una visita de un día son unos pocos los puntos clave a visitar en este espacio natural, Reserva de la Biosfera, aunque son decenas los que merecerían la pena ver, pero el tiempo manda.
La primera parada la tenía muy clara, la Laguna de Navaseca, junto a la depuradora de Daimiel, un lugar ya clásico y referencia para el que quiere pajarear por ahí. Prácticamente se puede ver de todo, y aunque iba justo de tiempo, porque además de los sitios clásicos quería probar algún sitio nuevo, pude ver bastantes cosas: mogollón de malvasías cabeciblancas, ánade rabudo, silbón, azulones, cerceta comunes, cucharas,
frisos, tarro blanco, calamones, zampullines comunes y cuellinegros, etc.
La verdad es que me podría haber quedado ahí tranquilamente todo el día, pero el “programa manda”, y el tiempo “fustiga”.
De ahí me fui a las Tablas de Daimiel. No es un sitio que me guste para pajarear, en las zonas públicas realmente se ve poca diversidad, no sé si en las cerradas al acceso del publico se verá mucho mas. Pero es un sitio que hay que visitar, es bonito, y hay que interpretarlo, para enseñar como funcionan estos sistemas acuáticos del centro peninsular, y su problemática, que aquí hoy no voy a abordar. En cualquier caso ahora mismo no es mal momento para ver alguna cosa chula por ahí, por ejemplo, miles de grullas comunes que utilizan las Tablas como dormidero y lugar de alimentación, y decenas de aguiluchos laguneros, escribanos palustres, algún pájaro moscón y pechiazules. Aquí comí, acompañado por el incesante paso de grullas que iban y venían. Y decidí ir a explorar alguna zona cercana en busca de
cosicas que pudieran enriquecer una excursión basada en aves acuáticas, pero esto me lo guardo. Por la tarde me fui a la laguna de Manjavacas, haciendo una breve parada en la laguna de Alcahozo, para observar centenares de gaviotas sombrias, entre otras cosas, rodeadas por un mar de viñas en espadera, la condena de las zona humedas y esteparias de mucha zonas en La Mancha.
En Manjavacas tocaba ver la llegada de las grullas al dormidero, un espectáculo, que junto a buenas observaciones de ánsares comunes, bigotudos y aguiluchos laguneros y pálidos, le dieron buen fin a la jornada.
Ya sabéis, al menos desde ahora, que en ACTIOBirding estamos encantados en guiaros por esta zona que merece mucho la pena conocer, que no defrauda en cuanto a cantidad y diversidad de especies y paisajes.
Abajo mas fotos y videos.
Chauu



































Leer más-read more

Sierra del Relumbrar y Llanos de Albacete.

Buenas…
Por enfermedad familiar no solo he tenido desatendido el blog, si no que mi vida bichera se ha reducido a mínimos, contándose con los dedos de las manos las salidas al campo en el último par de meses.
Parece que la situación poco a poco se va arreglando, y que voy a tener tiempo tanto como para guiar excursiones con ACTIOBirding, para hacer otros trabajillo, como mi actual participación en el Censo Nacional de Sisón, o simplemente para disfrutar del campo.
Aun así, he logrado sacar ratos más o menos largos para el censo de sisón, que me está saliendo desastroso, y por lo que veo y hablo parece que no soy al único al que le está saliendo así, y para guiar a gente con ACTIOBIrding.
En esta entrada voy a contar algo de dos salidas, guiando en ellas a Vim, un simpático pajarero belga y a Cristina, una habitual ya
de ACTIOBirding. Con ambos hicimos el mismo recorrido, largo por cierto, pero muy completo, que nos lleva desde la estribaciones orientales de Sierra Morena, la Sierra del Relumbrar, hasta la zona esteparia que hay al Oeste de la Ciudad de Albacete. Un recorrido que permite ver cantidad y diversidad de rapaces, aves forestales, y por supuesto esteparias, y que algún año nos permitirá ver hasta acuáticas en alguna lagunilla temporal que de vez en cuando se forma en la zona.
Esta excursión la iniciamos en el Relumbrar, creo que lo más adecuado tanto para ver aves en cada zona, como por logística. Las dos salidas transcurrieron de forma similar, con problemillas al principio para ver las especies buscadas, y con acumulación de faena a media mañana, prácticamente sin saber a dónde dirigir los primaticos y telescopios. Hubo momentos en los que delante de nuestros alucinados ojos, teníamos varios ejemplare de águila imperial, águilas reales, decenas de buitres leonados, y algún buitre negro.
Además de estas especies, también algunas menores, como rabilargos, gorriones morunos, grajillas, cuervos, escribanos montesinos, alcaudones reales, acentores comunes, currucas rabilargas, y un largo etcétera. Y no solo aves, también ciervos, muflones, jabalís y cabras montesas.
A media mañana, con ya todo esto visto, nos ponemos en marcha hacia las inmediaciones de Albacete para intentar sacar aves mas típicas de zonas esteparias o habituales en zonas de cultivo en invernada.
He de decir que a alguno de nuestros amigos le falto alguna especie por ver, a veces asegurar todo es complicado, sobre todo con algunas especies, y tras algún acontecimiento meteorológico que todo lo alborota, o molestias humanas. Pero ambo vieron más del 90% de las especies prometidas. No me lio, y sigo.
Al Oeste de Albacete pudimos ver un dormidero de búho chico con más de 30 ejemplares, visita rápida para evitar
molestias, y porque aunque estos días ya se nota que las horas de día han crecido, semanas atrás la noche aun se venía encima rápido. Vimos sisones, avutardas (muchas), chorlitos dorados, calandrias (miles) aguiluchos pálidos, cernícalos primillas (si, en diciembre aun pudimos ver alguna decena de ellos), milanos reales, incluso escuchamos búho real, y algunas mas especies, que podréis ver una lista que pondré más abajo. En total 81 especies, que en poco se verá aumentada en cuanto comiencen a llegar especies estivales.
En definitiva esta es una excursión muy completa, muy bonita además, que a mi particularmente me gusta mucho pese a lo largo del recorrido, pero creo que merece la pena, y que conforme vayan aumentando las horas de luz, va a dar para mucho mas.
Y con esto y un trozo de bizcocho, me pongo con la siguiente entrada.
Chauu.




















Leer más-read more