lunes, 20 de abril de 2015

Fin de semana por la Sierra del Relumbrar

Buenas…
Me recriminan que llevo tiempo sin actualizar el blog, y con razón. Y no es por poner escusas, porque dicen que el que quiere puede, pero… El caso es que he estado muy liado estudiando, y no he visto el momento para ponerme a contar que se cocía por aquí.
Voy a sacar tiempo para pajarear, y a contar lo que pueda por aquí, porque hay cosicas que no se pueden contar…
¡¡Al lio!!.
Este sábado fui a la Sierra del Relumbrar con mi amigo Rafa Martínez, a recorrer y bichear por esa zona de Albacete que cada día me mola mas. Tan bien me lo pase, que a pesar de que el domingo esta “remolido”, y no hubiera estado mal descansar, el domingo según me desperté para allá que me fui de nuevo.
No voy a hacer una crónica de lo que vi cada día, contare las cosas más interesantes que ahí vi, y más abajo pondré una lista con las especies vistas u oídas esas dos jornadas, 92.
La jornada del sábado no podía empezar de mejor manera, aun sin abandonar las afueras de la ciudad de Albacete, observamos dos enormes machos de avutarda volando rumbo quien sabe donde, con su poderoso y pesado volar. Para calentar motores no está nada mal.
El Relumbrar precioso, las jaras ya floreciendo, como otras muchas plantas, y pajarillos cantando por todos lados, a uno le daba gana también de
cantar, si llego a estar solo así hubiera sido.
Lo primero que llamo la atención es el fuerte paso de alcaudones comunes, por todos lados se les podía ver.
 Como digo pajarillos por todos lados, pero también “pajarracos”. Buenas observaciones de buitre negro, águila imperial y real. De un pedregal que suelen usar muflones para comer los hierbajos que entre las piedras salen, nos salieron una docena de buitres leonados y uno negro. Salieron bajito, así que supuse que habían estado posados ahí, busque y encontré los resto del cadáver de algún herbívoro que los buitres habían dejado en los hueso, no quedaba ni un gramo de carne adherido a esos huesos. Y es que nuestros buitres pasan hambre, y a la administración garante de la conservación de nuestras especies parece que esto le da lo mismo y se saca de la manga legislaciones que les perjudican a ellos, a los ganaderos, y que no sabemos a quién beneficia, aunque quizás podríamos imaginarlo. Bueno, si el sábado vimos un buitre negro, el domingo vi 5, cosa que ya
es habitual en esos montes.
Vimos algunos ejemplares de águila imperial ibérica, algunos de los que crían en el Relumbrar, alguna parejilla de otra zona, y alguno pajizo y damero. Da gusto salir al campo y ver como a lo lejos, en lo que no es más que la silueta negra de una rapaz empiezan asomar los hombros blancos de la imperial. Supongo que los que habéis visto esto que cuente coincidiréis en lo mismo, y es que aunque uno tiene la suerte de ver imperiales a menudo, la sensación es siempre la misma: emoción, ilusión, alegría… Vamos, un placer orgásmico. Es ilusionante ver la evolución de esta especie en Albacete, donde hasta hace poco solo veíamos unos pocos en dispersión y unos poquitos electrocutados bajo algunos de los mas infames tendidos eléctricos, hasta las al menos 9 parejas actuales. Uno ejemplar adulto paso sobre mi cabeza, y aunque mi cámara es un “churro” alguna foto quizás pueda trasmitir la emoción que describía antes. Como veréis la impe llevaba un conejo, que rauda llevo a su nido donde esperaban el
almuerzo. Después se dedico a patrullar por su territorio, marcando espectacularmente sus límites con vertiginosos picados, para perderse en el horizonte seguramente en busca de más alimento.
Vimos también varias águilas reales, ejemplares de todas las edades, algunas de ellos formando parejas que no conocíamos, lo que mola bastante, como poco a poco este espacio se va llenando de grandes rapaces, y es que el sitio tiene condiciones para ello.
Vimos ejemplares patrullando su territorio en busca de caza. Otros marcándolo, diciendo hasta aquí, y hasta ahí es mío, ojo no pases!!, y en otras actitudes cariñosas, y cazadoras.
Más rapaces se pasaron por delante de los prismáticos: gavilanes, águilillas calzadas, cernícalos vulgares, algun primilla, aguilucho cenizo, etc.
El sábado de camino de vuelta a Albacete, pasamos por los Ojos de Villaverde, un espacio protegido muy chulo y donde nidifican varias parejas de
aguilucho lagunero, por ahí estaban todos, en celo, persiguiéndose, haciéndose ofrendas, construyendo o arreglando nidos, etc.
Y el domingo, como iba con tiempo y tranquilidad, y además quedaba de paso me pase a ver si veía carambolos por las afueras de Albacete, y aunque en la lejanía, pude observar 35 en una zona, y escuchar otros, un poco más alejados, además de otras aves esteparias como gangas ibéricas y ortegas.
Y con esto creo que ya está bien, para retomar el pulso del blog no está mal. Abajo dejo mas fotos, algún video, y lista de las aves vistas, a la que le falta el chorlito carambolo, que precisamente ahora veo falta, y con el trabajo hecho no me voy a poner a repetir, así que asi se queda así.
Chauu!!
 Yeepaaaa!. Se me olvidabaaa, le he dedicado estos dos días un poco de tiempo a las flores, fundamentalmente a las orquídeas, que me llaman bastante la atención. En alguna praderilla encontré hasta 5 especies, que pena no tener más tiempo para dedicarle a estas.
Ahora si, chauuu.







































Anacamptis genarii


Ophrys tenthredinifera

Anacamtis papilonacea

Ophrys lutea


Ophrys speculum




Águila real
Posted by Rafa Torralba on Domingo, 19 de abril de 2015


Serengeti albaceteño
Posted by Rafa Torralba on Domingo, 19 de abril de 2015
Leer más-read more