miércoles, 31 de octubre de 2018

Pajareando por Corral-Rubio. Primeros fríos.

      Buenas…
      El pasado domingo día 28 ACTIO Birding guió a Ana, Begoña y a Vicente padre e hijo, por la ZEPA del “Área Esteparia del Este de Albacete”.
      El motivo de la salida, como no podía ser otro en esa zona, era ver aves esteparias y acuáticas, pero íbamos a tener varias dificultades a la hora de conseguir nuestros objetivos. El primero, y más importante, la falta de agua en los humedales de la zona que lleva a que solo unos pocos de las dos decenas largas de ellos tengan lamina de agua. Por otro lado, por aquí no llegan acuáticas invernantes, sin embargo las estivales ya hace tiempo se han largado, así que los pocos humedales que tienen agua presentan un aspecto más bien solitario. Y el último factor, que justo ese día entró una masa de aire frío en la Península y la
temperaturas bajaron a niveles invernales, lo que unido al viento (más de 30 km/h) hizo que fuera más difícil detectar ciertas especies, y que no apeteciera mucho estar a la intemperie mirando por el telescopio, así que casi todo las observaciones las hicimos desde el coche. Cosas de los primeros fríos!!.
      Aun así, no se dio mal la cosa. Realizamos un recorrido por los alrededores de Corral-Rubio, nos acercamos a la laguna de Baños de San Jose (o del Saladar, o de la Higuera), y por la tarde una visita rápida a la Reserva Natural de la Laguna de Pétrola.
      En total vimos u oímos 57 especies, faltando algunas que en principio deberían haber sido fáciles, como el sisón y la ganga ibérica, pero obteniendo buenas observaciones de avutarda (41 ejemplares), malvasía cabeciblanca (6), águila real (2), halcón peregrino (2) y esmerejón (1), especie esta ultima de la que para mí era la primera observación de la temporada.
      Para comer, paramos en Corral-Rubio, en el restaurante El Rincón de Blas, como siempre muy buena comida y abundante, a buen precio.
      La tarde, una hora más corta por el cambio horario se hizo ya corta, asi que a eso de las 5, en Pétrola, observando un adulto y un joven de calamón, pusimos fin a la jornada.
       Agradecer a Vicente padre, al hijo, a Ana y a Begoña haber contando con ACTIO Birding para conocer esa zona de Albacete, creo que todos lo pasamos bien a pesar del frio, y a buen seguro que repetirán con nosotros.
      Abajo lista con las observaciones del día.
      Las fotos de aves sin firma son de Vicente Vilana.
Fecha 28-oct-2018
Localidades Corral-Rubio, Laguna Salada de Pétrola, Laguna de Baños de San Jose
Número de Especies 57

Tarro blanco 2
Cuchara común 12
Ánade azulón X
Malvasía cabeciblanca 6
Perdiz roja 2
Flamenco común 12
Zampullín común 2
Paloma torcaz 20
Tórtola turca 2
Avutarda común 41
Rascón europeo 1
Gallineta común X
Focha común X
Calamón común 2
Cigüeñuela común 2
Avefría europea 2
Andarríos chico 1
Archibebe claro 1
Gaviota reidora X
Gaviota patiamarilla 1
Águila real 2
Aguilucho lagunero occidental 2
Busardo ratonero 2
Mochuelo europeo 4
Pico picapinos 1
Pito real 1
Cernícalo vulgar 3
Esmerejón 1
Halcón peregrino 2
Alcaudón real 3
Urraca común X
Corneja negra X
Calandria común X
Alondra común X
Cogujada montesina 4
Cogujada común 1
Carbonero común 1
Pájaro moscón europeo 1
Cetia ruiseñor 1
Mosquitero común 1
Colirrojo tizón 3
Tarabilla común europea 2
Collalba gris 4
Zorzal charlo 2
Mirlo común 2
Estornino pinto X
Estornino negro X
Lavandera blanca 1
Bisbita alpino 2
Pinzón vulgar X
Verderón común 2
Pardillo común X
Jilguero europeo X
Serín verdecillo X
Escribano triguero X
Gorrión común X
Gorrión molinero X
Leer más-read more

martes, 30 de octubre de 2018

Alimoche electrocutado en Albacete

       Buenas…
       El pasado día 18 de septiembre se pusieron en contacto conmigo para pedirme echar una mano en la localización de un pollo de alimoche anillado en nido en Cataluña y con dispositivo gps/gsm. El ave llevaba unos días dando localizaciones en una zona al oeste de Alcaraz (Albacete) y todo apuntaba a que algo le pasaba (tiro, electrocución, etc) porque aunque el ave daba localizaciones en distintos puntos cercanos, esto no es normal en un ave como esta que además está inmersa en ese momento en su migración a África.
      Con las localizaciones que me proporciono al equipo de Biología de la Conservación de la Universidad de Barcelona, un par de horas después de la llamada ya estaba yo de camino a esa zona dispuesto a encontrar el ave. Pero fue imposible, con la ayuda de mi amigo Rafa Martínez nos pateamos toda la zona donde el ave había dado localizaciones, un olivar. Lo miramos todo, árbol a árbol, por
arriba y por abajo, pero ahí no estaba el ave. La cuestión era que el ave se movía, y las localizaciones ya tenían unas horas. El ave estaba viva y a saber dónde y en qué condiciones.
      Nos volvimos a casa.
      El día 19 me volvieron a llamar, más localizaciones en una zona distante unos cuantos centenares de metros. El plan ahora iba a ser volver el sitio, y esperar a que mandara una localización (se reprogramo el chisme para que lo hiciera estando yo ahí) para tratar de encontrarlo al momento.
      El día 20 a primera hora de la mañana ya estaba yo en la zona donde había dado las localizaciones la tarde anterior, las inmediaciones de un arroyo de espesa vegetación que el ave había cruzado varias veces (ni idea de cómo lo podría haber hecho si no es volando). Recorrí el presumible itinerario que hizo el ave, pero nada, lo mire todo. Así que me fui hacia mi coche a esperar una llamada con la localización actual del ave. Pues no hizo falta, de camino al coche, divise al ave andando por un bancal labrado remontando el cauce del cercano arroyo. Me retire para no estresarlo, y llame a Barcelona para dar la noticia, y a la delegación de medio ambiente de la Junta de Castilla-La
Mancha en Albacete para que algún agente se encargara de recoger al ave.
      Esto es muy importante, jamás, nunca, si encontráis una especie protegida muerta, la manipuléis. Hay que llamar y que los agentes medioambientales de la zona se encarguen de ello. Si lo hacemos nosotros rompemos la cadena de custodia del ave, y si el ave esta herida o muerta a causa de acción humada (tiroteada, envenenada, electrocutada, etc), nuestra manipulación puede echar al traste todo el proceso judicial. Así que espere a la llegada del agente medioambiental, acorralamos al ave, y él la capturo.
      No fue difícil, el ave llevaba días sin alimentarse, además su lesión, ya desde que le vi me pareció evidente que le había dado un calambrazo en el ala derecha. La envolvimos bien para que no moviera el ala y se la dañara mas, y se le tapo la cabeza para que la oscuridad la tranquilizara, y el agente se la llevo al Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de Albacete donde aun está tratando de recuperarse de las heridas.
      Obac, que así se llama el ave, nació este verano en el Parque Natural de Sant Llorenç del Munt i I’Obac, y fue anillado junto a su
hermano Ros, y otros 4 alimoches, en el marco del proyecto “Aplicación de nuevas tecnologías para conocer los efectos del cambio global y local en las poblaciones ibéricas de alimoche. Aplicaciones para la conservación”. En este enlace encontrareis muchísima más información sobre esto. De las 6 aves, 2, Obac y su hermano Ros, han sufrido accidentes relacionados con la actividad humada, Ros muerto en Granada (aun no se ha determinado causa de muerte) y Obac electrocutado.
      Parece claro que no es solo el veneno, como se pensaba, unos de los principales factores disminución de esta especie, y que la electrocución quizás este causando un número importante de bajas.
      Otro apunte que saco yo de este caso hace referencia a los movimientos de un ave herida tras electrocución. Siempre me han dicho que un ave electrocutada cae bajo el tendido, como mucho unas decenas de metros más allá. Obac se movió al menos 3 kms solo durante los días que yo le estuve buscando, a saber la de kilómetros que hizo desde el momento que se electrocuto. Agradezco a Joan Real, Toni Hernandez-Matias y Juanma Pérez el haber contado conmigo para encontrar a Obac, y espero que este tenga suerte, que se recupera, y que aprenda que hay ciertos sitios donde mejor no posarse.
      Chauu
Las líneas amarillas son lo movimientos de Obac los dos días que estuve buscándole, mas de 3 kms de paseo
Leer más-read more

domingo, 21 de octubre de 2018

Avutardeando

      Buenas.
      Estos días atrás he hecho un par de salidas por la ZEPA del Área esteparia del Este de Albacete para ver cómo iba la cosa por ahí y preparar salidas para ACTIO Birding, hay que tener más o menos “colocados” a las criaturas para no pasar el día dando vueltas como un zompo y optimizar los tiempos. Lo más visible estos días, son los grandes grupos de machos de avutarda, he llegado a ver uno de los días 155 (el otro 101) ejemplares.
       Por esta fechas los machos de esta especie se reúnen en grupos más o menos grandes, mientras las hembras y lo jóvenes hacen lo mismo, aunque diría yo que estos se dejan ver menos, usan zonas más tranquilas (igual es una simple impresión mío). Y ya no cuento mas, jeje. Chauu.

Leer más-read more

jueves, 18 de octubre de 2018

Carroñada y atalaya de la Torrecilla, Sierra del Relumbrar. Albacete.

       Buenas…
      Ayer estuve dando una vuelta por la Sierra del Relumbrar acompañado por Pablo López Aracil. Sin que sirva de precedente, el motivo de la visita no era ornitológico, si no histórico, aunque luego la cosa de manera inevitable llevo a lo primero. Hace poco me hablaron de una atalaya, una torre defensiva cercana a Villanueva de la Fuente (Ciudad Real), pero que pertenece a Alcaraz (Albacete). En esa parte de Ciudad Real, no se si por tradición, o que, la tienen por suya, pero los limites de los términos municipales son testarudos, y en esta caso no hay la menor duda, la atalaya de la Torrecilla es de Alcaraz, totalmente albaceteña. Esto no es algo extraño, no se porque cuando se habla de las cercanas a este sitio, Lagunas de Ruidera, también se dice que son de
Ciudad Real, “¡y un pijo! digo yo, la mayor parte de ellas son también, albaceteñaaaas!!!.
      El caso es que para allá nos fuimos Pablo para allá, y tras un bonito paseo llegamos a ella, disfrutando del entorno, y de las plantas que por ahí prosperaban (doradillas, vinagreras, ombligo de Venus, clavelinas…). Y ahí me aproveche de Pablo, un brutal botánico, comunicador y conocedor de rincones de Albacete. Me cuesta aprender de plantas, diría que me duele, pero con Pablo ayer aprendí un montón, habrá que repetir con el salida!!.
      Llegamos a la atalaya, dominando un territorio con un paisaje espectacular, y tras tomar coordenadas y comprobar, como ya sabíamos, que está en Albacete, almorzamos, e iniciamos la vuelta puesto que queríamos visitar otro paraje. No voy a dar detalles históricos de la atalaya de momento, hay que investigar mas sobre sus orígenes, pero que quede aquí la reseña, y la reivindicación de este monumento para la provincia de Albacete.
      Tras el paseo matutino, tocaba el vespertino, parando antes a saciar el estomago que ya pedía alimento.
      Pero antes de nuestra pitanza, una visión desde el coche, algunos buitres volando de una manera conocida, “ahí hay una carroñada!”, le dije a Pablo.
      Paramos el coche, y nos dirigimos hacia donde me pareció debía haber algo muerto porque no cesaban de llegar buitres. Al poco, en la lejanía, veo primero un montón de buitres en una pequeña lomo, posados, como pidiendo numero para comprar en el super, y centenar de metros mas allá, dos bultos, una oveja muerta, y un perro pastor. El perro pastor parecía defender el cadáver de la cercanía de los carroñeros, en cuanto algunos buitres más valientes y hambrientos se acercaban, el perro salía amenazador tras ellos. Al final, cansado y abrumado quizás por la cada vez más numerosa presencia de buitres, el perro retrocedió,
no sin antes darle un par de buenos mordiscos a la oveja muerta. El perro se dirigió hacia el rebaño de ovejas, que no estaba mas allá de 100 metros del cadáver de la compañera, estaban asustadas, como viendo el mas que probable final que le espera a una oveja por esa zona de Albacete.
       Fue desaparecer el perro, y una horda de buitres se abalanzó sobre ella en un aparente desorden muy ordenado. Los más hambrientos comen primero, el hambre y la presencia de alimento les hace más agresivos, no hay quien los pare. Los menos hambrientos se quedan un tanto atrás, esperando que quede algo para saciarse del todo, sería bonito pensar que lo hacen como deferencia hacia los más necesitados, pero más bien será que no es necesario enfrentarse a la agresividad del hambriento cuando a
uno no le urge tanto, para que llevarse algún picotazo o revolcón que pueda dejarlo herido, ya habrá oportunidad de meter el pico, y si no, en otra ocasión.
     Es fascinante observar todo el ritual de comportamientos, poses, pasos y miradas de estas aves en estas circunstancias, hipnótico para los que adoramos a estos bichos!.
      Al menos 91 buitres leonados aparecieron por ahí, no todos se acercaron, como tampoco bajaron todos los buitres negros que llegue a ver, 3, solo uno de ellos comió de la oveja, y ya al final. 32 minutos duro el banquete, no quedo de la oveja más que hueso y pellejo.
       De verdad, que espectáculo más grandioso el que nos ofrecieron estos recicladores del monte!!. Tras la pitanza de los buitres, mi estomago era puro rugido, si se hubiera dado la circunstancia de que Pablo y yo solo hubiéramos tenido un bocata para alimentarnos, yo hubiera sido el buitre que primero hubiera llegado y picado, jajajaj!.
      Pues eso, comimos y charlamos un rato, aprendiendo, y también criticando a diestro y siniestro (un poco de esto es sano).
      Y después, un paseico por el Estrecho del Hocino para ver alguna plantica. De camino un águila real nos sobrevolaba a bastante altura, y las habituales cabras monteses, sobre todo hembras con la cría del año, aparecían por todos lados, en breve llegara el celo de esta especie y será más fácil ver a los machos ahora escondidos en el monte. También vimos un pequeño mantido, ameles spallanziana, apenas 3 centímetros de criatura, criatura hembra, con alas vestigiales, sin capacidad para volar, y abdomen grueso, características de las hembras de esta especie.
      Y ya está, en el Hocino acabo una jornada fructífera, me lo pase bien, aprendí mucho, y vi cosas bonitas.
      Hasta otro rato, chau…
     PD. Se me olvidaba, de camino al Relumbrar, cerca de Alcaraz, desde el coche, observamos avutardas, paramos y vimos  de ellas.
Avutardas
Rhizocarpon geographicum, un liquen.
Umbilicus rupestris, ombligo de Venus.
Ceterach officinarium, Doradilla.
Ceterach officinarium, Doradilla
Ceterach officinarium, Doradilla
Dianthus lusitanus, Clavelina
Rumex scutatus, Vinagreras
Buitre leonado
Buitre negro
Ameles spallazanciana
Leer más-read more