martes, 23 de julio de 2013

Va de mochuelos

Buenas…

Escribo poco últimamente, no sé si por el estío o por el hastío. Esta noche me voy a obligar un poco, solo un poco. En mis últimas salidas pajareras, el estío y el hastío no las paran, una de las especies que nunca faltan es el mochuelo europeo Athene noctua, la rapaz nocturna más abundante de la Península, reserva de la mayor parte de la población europea. Lo de rapaz nocturna es un decir, porque actividad tienen a lo largo de todo el día, y muy intensa. Lo de que es rapaz ni dudarlo, la cantidad de invertebrados y micromamiferos que caza a lo largo de un día es increíble. Si los agricultores fueran conscientes de este hecho, si valoraran la presencia de este ave, otro “gallo” le cantaría al mochuelo. Se estima que en las ultimas 3 décadas su población ha disminuido en un 20%.
¿Causas?, copio lo que dice al respecto el Atlas de Aves Reproductoras: “La intensificación agrícola y los cambios en los usos del suelo constituyen la principal amenaza para su conservación. La eliminación de árboles viejos, setos y lindes resultante de la concentración parcelaria, reduce la disponibilidad de lugares aptos para la caza y para la nidificación. En determinadas comarcas llegan a ocupar con fines reproductivos más del 30% de las construcciones rurales, por lo que la desaparición de estas edificaciones puede también suponer un problema para su conservación. El uso de plaguicidas ligado a la agricultura intensiva constituye otra de las posibles causas del declive generalizado del Mochuelo Europeo, al provocar la disminución de la abundancia de las poblaciones presa (grandes insectos, micro mamíferos, etc.), y posiblemente también al ejercer un efecto tóxico directo asociado a la ingesta de presas envenenadas. Los atropellos en carreteras constituyen una de las causas más evidentes de mortalidad no natural, y afectan principalmente a individuos jóvenes y volantones. El grueso de los
atropellos se produce en tramos de carretera carentes de posaderos cercanos, hecho que propicia la caza desde el suelo y con ello aumenta la probabilidad de colisión con vehículos”. 
La verdad es que no pinta bien para esta especie, como para tantas.
 Las fotos que os enseño pertenecen a ejemplares de 3 parejas que viven a las afueras de Albacete, no muy lejos las unas de las otras. Dos de ellas viven con el hombre, una en un viejo olmo seco junto a una casa de campo, otra en unas ruinas que hay en una aldea, y otra la mas “salvaje” en un agujero de un pino enorme. A pesar de vivir cerca sus hábitats son muy distintos, una está en una zona de cultivo intenso de regadío, otra en una zona de cereal de secano, y la otra ocupa un habitan mixto, cereal de secano con una mancha de pino y encina.
 Y ya acabo, al final he escrito mas de lo previsto. 
 Un saludo.
















6 comentarios:

  1. Una delicia contemplar las imágenes que le has tomado a esa ave que ha ido ligada a nuestras viejas construcciones y explotaciones agrícolas, ayudando sin saberlo, a la disminución de las plagas de las que tanto se preocupan nuestros agricultores.
    Un saludo de 'Ojolince y sra.'

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No son conscientes del efectivo plaguicida que tienen gratuitamente.

      Eliminar
  2. Qué fotos más chulas, las he visto antes en el móvil en Facebook, pero así en el sobremesa ganan jeje. ¡Buenas placas, sí señor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Joaquín, me lo ponen muy fácil estos mochuelillos.

      Eliminar
  3. Me encanta escucharte y leerte, y ver las fotos que haces. Este año creo que los mochuelos de un majano de La Felipa no han criado, sólo vi un adulto a pocos metros del majano hace unas semanas. Creo que este atardecer me pasaré a ver si los veo, porque me temo lo peor.

    Las fotos, chulísimas.
    Saludos del pequeño saltamontes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, espero que no sea así, y que si hayan criado.

      Eliminar