miércoles, 16 de noviembre de 2016

Vanessa atalanta y mosquitero bilistado.

Buenas…

Una de las mariposas más bonitas que podemos ver en la Península es sin duda Vannesa atalanta. Por estas fechas podemos ver muchos ejemplares de esta especie en nuestros parques y jardines, alimentándose de algunas flores y frutos maduros de temporada.
La especie tiene varias generaciones anuales, una que vuela en primavera, y la que vemos ahora, ejemplares nacidos este año y que ahora están en plena migración.
Si, si, porque las Vanesas migran, como aves, en migraciones enormes, de miles de kilómetros que las llevan del norte y centro de Europa, hasta zonas mediterráneas. Una labor titánica para un ser tan delicado y liviano.
Esta mañana, a última hora, he disfrutado un buen rato de varios ejemplares que se alimentaban en unos madroños del Parque de Abelardo
Sánchez, de Albacete. Como veréis en la fotos se ven ejemplares con las alas mas estropeadas que otros, la edad, y la distancia recorrida hacen que estas se estropeen, imaginad todo lo por lo que ha pasado un ejemplar nacido por ejemplo en Polonia, hasta llegar a un parque de Albacete!!!. Esta tarde volví al Parque con Jess Stokes, Guillermo García-Saúco y Antonio Muñoz, con el fin de fotografiar algunas mas, pero a las 3:30 ya había sombra en los madroños, y a estas mariposas les gusta volar en sitios soleados (apreciación personal), así que no había movimiento, apenas un par de ejemplares que volaban alto, precisamente en las zonas donde aun daba el sol.
Guillermo y yo ya habíamos hablado de salir un día de estos a recorrer parques y jardines en busca de algunos ejemplares de mosquitero bilistado, una rareza de la que este año se están dejando ver ejemplares en cantidad a lo largo y ancho de nuestra geografía. Y según llegamos esta tarde a los madroños, escucho el característico reclamo de la especie, no habia duda alguna!. Pusimos el reclamo en el móvil, para corroborarlo, como asi fue.
Estuvimos ahí un buen rato, intentando que el ave se dejara ver entre lo matorrales y setos por donde se le oía, le vimos moverse en la lejanía, pero la zona, vallada, no nos dejaba acercarnos lo suficiente como para hacer una foto. Así que nos fuimos sin documento grafico, pero con a certeza de haberlo escuchado.
Habrá que volver!!.










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada