miércoles, 20 de julio de 2016

Taller de Observación de aves en Alcaraz

Buenas… La tarde del día 19 realizamos una actividad enmarcada en el “Verano Infantil” organizado por el Ayuntamiento de Alcaraz, y en el que colaboran el Ecomuseo de la Sierra de Alcaraz y del Campo de Montiel, y nosotros mismo, ACTIOBirding. La actividad de la que nos encargamos fue un Taller de Observación de Aves, con el que pretendíamos que los críos de Alcaraz entre 8 y 12 años conocieran los valores faunísticos del pueblo y sus alrededores, porque aunque el titulo del taller estaba centrado en la aves, les explicaríamos cosas sobre otros grupos, como los reptiles, odonatos, mamíferos, etc. La actividad comenzó con una charla apoyada en un PowerPoint en el que tratamos de explicar el porqué observamos aves, para que sirve esta actividad, que beneficios nos reporta a los humanos la presencia de aves, como conservarlas, como comportarnos en el campo, y finalmente un
repaso a las aves mas frecuentes en Alcaraz y sus alrededores, que no son pocas, y sobre todo muy importantes desde el punto de vista de conservación, y turístico, como pueden ser; águilas perdiceras, reales, imperiales, buitres leonados, oropéndolas, golondrinas, vencejos comunes, aviones comunes, etc. La charla, y la posterior excursión la apoyamos en el cuaderno de Tundra Ediciones “Aves de parques, pueblos y ciudades”, que la verdad, nos vino muy bien, y pensamos usar en próximas actividades. La charla la dimos en el Albergue de San Francisco, una estupendo sitio para alojarse en Alcaraz, con unas magnificas instalaciones para eventos como este, con varias salas para audiovisuales de distinta capacidad. Tras la charla, nos llevamos a los críos de paseo por la afueras del pueblo, por un camino que lleva al puente de San Juan, cerca de la Micro
reserva de La Molata y los Batanes. No vimos muchas aves, la tarde era calurosa, y los críos algo ruidosos, jeje, pero aun asi vimos cosicas, como un pico picapinos que paso junto a nosotros mientras merendábamos a la orilla del rio, o las oropéndolas que cantaban en los alto de los chopos, y centenares de vencejos alimentándose de mosquitos muy alto y otras tantas. Todas estas observaciones dieron pie a explicar peculiaridades de estas especies, y para hablar de los beneficios que nos reportan como insecticidas naturales. También le dedicamos tiempo a los odonatos, explicando las diferencias entre libélulas y caballitos del diablo, gracias a la presencia en el rio de muhos ejemplares de Calopteryx virgo y haemorrhoidalis, Cordulgaster boltonii y Onychogompus uncatus.
Encontramos el cadáver atropellado de una culebra bastarda, que nos sirvió para hablar sobre las culebras, sobre los beneficios que nos dan como controladores de determinadas plagas, intentándoles hacer ver que no son animales malignos, ni peligrosos, y si muy beneficiosos. También nos encontramos un desplumadero de una paloma domestica, que nos sirvió para hablar algo sobre algunas de las rapaces de la zona, aunque algunos de los chavales las conocían más que de sobra, sirviéndonos también para saber, observando las plumas, si estas habían sido arrancadas por una rapaz, o un mamífero carnívoro (zorros, perros, ginetas, etc). Y así, poco a poco, según aparecían cosas, surgían los temas de los que hablar, unas veces llamando la atención de los críos, otras con menos éxito, jeje. Y es que con esas edades, que te presten atención constante durante 3 horas se hace complicado. Pero bueno, en general, satisfecho con la actividad, y por los comentarios posteriores a través de padres, parece que los críos también lo pasaron bien. Pronto tendremos la posibilidad de colaborar con otro taller, esta vez sobre construcción de cajas nidos para aves. Hasta otro rato, chauu

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada